domingo, 22 de junio de 2014

LOS JUEGOS PÍTICOS


Los llamados Juegos Píticos fueron uno de los cuatro Juegos Panhelénicos con los de Olimpia, los Juegos Nemeos y los Juegos Ístmicos. Como los otros grandes juegos fueron considerados fúnebres por lo que conmemoraban una muerte. Fueron unos juegos realizados en el santuario de Delfos y eran consagrados a Apolo. Son un aspecto del agon epitaphios que se practicaba junto a la tumba de Pitón, enterrado por su hijo Aix ("cabra").

Se entregaba como premio una corona de laurel, árbol consagrado a Apolo por la transformación de la ninfa Dafne, la gloria y el reconocimiento de los dioses.

Se celebraban cada cuatro años, y al principio fueron verdaderos certámenes de poesía y música: el premio era otorgado al concursante que había compuesto y cantado el himno más hermoso en honor del dios cuyas flechas habían causado la muerte al monstruoso reptil. Tiempo después se añadieron a éstos los otros combates de los juegos olímpicos.


APOLO MATANDO A PITON
Virgil Solis para la Metamorfosis de
Ovidio, Libro I
1581


ORIGEN DE LOS JUEGOS PÍTICOS

Fueron juegos instituídos en Delfos por el mismísimo Apolo con motivo de la victoria obtenida ante la serpiente Pitón. En la mitología griega, Pitón era una gran serpiente hija de Gea, la madre Tierra, nacida del barro que quedó en la tierra después del gran diluvio. El terrible monstruo vivía en una gruta cerca de Delfos, en el Monte Parnaso, y allí custodiaba el oráculo. El dios Apolo mató a Pitón, exigió el oráculo para sí y desde entonces fue conocido como Apolo Pitio. 

La competición debe su nombre al lugar, que se llamaba Pito, bien por las preguntas que le hacían los visitantes al oráculo, o bien porque el animal que allí se estaba pudriendo (punthesthai).

Los Juegos Píticos tomaron su forma definitiva después de la llamada primera guerra sagrada. Los habitantes de la cercana Cirra quisieron apoderarse del rico santuario de Delfos. Pero los habitantes de Delfos pidieron ayuda a los anfictiones, un grupo de doce etnias relacionado inicialmente con el culto a Deméter en Tesalia. Así, Cirra fue derrotada y los anfictiones pasaron a administrar el santuario a partir de 590 a.C. y restablecieron el agón.

En los primeros tiempos se celebraban cada ocho años. Este ciclo de exactamente 2920 días correspondía a 99 lunas y representaba un muy largo año.

Los juegos consistían únicamente en un concurso musical, donde cada candidato cantaba un himno en honor a Apolo acompañándose de una lira. El primer vencedor fue Crisótemis de Creta, hijo de Carmanor. Pausanias añadió que el famoso historiador Hesíodo no pudo participar porque no se sabía acompañar con la cítara y que Homero no participaba porque era ciego: pura ficción para confirmar la antigüedad de las competiciones.

En el tercer año de la 48 Olimpiada, los anfictiones que dirigían el santuario de Delfos repartieron junto a los premios para la citarodia, el canto con acompañamiento de cítara, premios a la aulodia, canto con acompañamiento de oboe (aulos) y para el oboe solo.

En el 562 a.C., Sacadas de Argos ganó esta competición con el Nomos pythikos, aún famoso, canto en el que se reproducía con sonidos la lucha entre Apolo contra la serpiente Pitón.



COMIENZO OFICIAL DE LOS JUEGOS PÍTICOS

En el 582 a.C. los juegos adquirieron una organización definitiva, marcando así el comienzo oficial de la era de los Juegos Píticos. Desde entonces se celebraron cada cuatro años. Tenían, ademas, lugar en el mes de Boukatios, el segundo del calendario délfico (es decir, de agosto a septiembre), el tercer año después de cada Olimpiada, puesto que éstas también eran fiestas "pentéricas", como las Píticas, que se celebraban cada cuatro años desde el siglo IV a.C. en el mes de Heraios (octubre).

Según la Crónica de Paros en 590 a.C. ya tuvo lugar una competición gimnástica con premios de gran valor procedentes de botines de guerra, pero desde 582 a.C. fue un agon stephanites, una competición con una corona de laurel como único premio para el vencedor.

En el mes de Bizios (seis meses antes del comienzo de los juegos en el mes de Bukatios) los mensajeros (theoroi, teoros) recorrían la Antigua Grecia de Marsella a Crimea, de Éfeso a Cirene, para proclamar la tregua sagrada, que permitía que los griegos asistiesen a los juegos con total inmunidad, incluso en época bélica. Existía el periodo sagrado, que duraba un año y preservaba a los teoros y a los participantes de toda acción bélica. Si una ciudad cometía una infracción a esta norma, quedaba completamente excluida de la participación en los juegos Píticos.



PRUEBAS DE LOS JUEGOS PÍTICOS

Los juegos en total duraban de seis a ocho días, más que en Olimpia al añadirse el agón musical. Los primeros tres se dedicaban por completo a cuestiones religiosas como los sacrificioes, las procesiones  de los teoros, sacerdotes y participantes del segundo día al altar de Apolo para ofrecerle una hecatombe y a un banquete. Puede que también se celebrase una representación, en forma de drama sagrado, de la lucha de Apolo contra la serpiente Pitón.

El cuarto día se establecían concursos musicales en el teatro: poemas acompañados con cítara, una larga pieza de flauta que conmemoraba los cinco episodios de la lucha contra el temible reptil (poema pítico), un solo de flauta y de cítara, concursos de poesía, representaciones trágicas y espectáculos de danza.

Al quinto día se celebraban las competiciones deportivas:
  • Carrera larga o dolikhos de 27 estadios de 178 metros.
  • Carrera doble o diaulo (de dos estadios).
  • El pancracio.
  • El pugilato.
  • La carrera armada.
  • El pentatlon: cada atleta se presentaba a las pruebas de carrera, salto de longitud, lucha, lanzamiento de disco y lanzamiento de jabalina.

El sexto día, y a veces el séptimo, se desarrollaban los concursos hípicos: las carreras de caballos con cuatro caballos (cuadrigas) o con sólo dos equinos (bigas). El primer vencedor de estas competiciones fue Clístenes de Siracusa. En 475 a.C. Polizelos, hermano de Gelón de Siracusa ganó la carrera de cuadrigas y encargó erigir una de broce cuyo auriga se ha conservado hasta hoy.

Las competiciones gimnásticas e hípicas necesitaban dos días cada una, por lo que los juegos duraban ocho días en total.



ENTRADA Y ESTADIO DE DELFOS
Delfos, Grecia

1 comentario:

  1. pejBGFTÑWEJNgftoWIHGTÒ283TKGJHNWREUNHotrewajhhhhhOJHGEÑOJRNGARWEJNGÑAJEsorj,hnśenhaeŕjhnñaseḱjnfgbajefbgoj oighñojbgfyrarjhgñroeuihtñejonhesjejrhnkejkbgjfngjfngjfngjfngfjngjfngjfngjfngjfngjfngjfngjfnjfngjfngfjngjfngjfngjfgnfjngjfngfjngjfgnfjngjfngjaŕogjneẁo<grofjnozajfndgaljgnñojrgnfdjognañoujhfdñgojdifhgñarfijhgñasrjuhgalrdsuihgn flvñpajgb vlajhikbgfÑUGTIRJGNBÑJOBFGWòinjgdóldfkjgòaihreñkjh<soihdndlkjhdsoñ<uhfdgnfokjuhgfñodhjgoljdhgoidhjdrlkjngf<óisuygtfjbnñóidgfjhñoiei8hfñl<jdhe8h<lñjdfhoehejlkíue<lijhfño<uidhkb jegoedghselnfghdsbfk<jhgedjbgñojhgñadshgskrhgñojhnñjgisdbgñsdjknglksg<jñf<aojng<ñouytln ñjnv -.<<zmn24748nljdsnglj<ngñsjngaiwurehtnkrewgjlngowHWEOHFWOEGNVJ claudia te amo

    ResponderEliminar