jueves, 19 de junio de 2014

JUEGOS PÚBLICOS DE LOS ANTIGUOS GRIEGOS


Se denominan juegos aquellos espectáculos públicos que tuvieron la mayor parte de los pueblos para divertirse o recrearse en ellos o bien para honrar a sus dioses.

La religión había establecido entre los paganos los juegos públicos, que eran a manera de espectáculos que se celebraban en el circo, en el estadio o en otros lugares destinados a tal fin. No había en Gracia ni en Roma juegos que no estuviesen consagrados a alguna divinidad, y nunca se procedía a su celebración sin antes haber ofrendado sacrificios a los dioses. 

Los juegos griegos y romanos son los más conocidos. Comenzaban siempre con sacrificios y otras ceremonias religiosas y su institución tenía al menos por objeto aparente la religión o algún deber piadoso. En todos los juegos públicos siempre había presente jueces para decidir la victoria y adjudicar premios.

Los juegos públicos eran clasificados en diferentes categorías. Por un lado se encontraban los juegos gímnicos, aquellos que comprendían todos los ejercicios del cuerpo, la carrera corriendo, a caballo o en carro; la lucha, el salto, el pugilato, etc. Éstos eran ejecutados en el gimnasio, en la palestra, en el circo o en el estadio. Por otro lado estaban los juegos escénicos representados sobre el teatro o la escena.

Los griegos fueron de todos los pueblos antiguos los que más se dedicaron a los juegos públicos y recompensaban a los vencedores de la manera más honorífica. Los atletas vencedores eran victoreados por toda Grecia reunida en ellos. Estaban en pie y con la corona en la cabeza y la palma en la mano en medio de innumerables asambleas. Al restituirse a su patria entraban victoriosos en un carro triunfal, por una brecha que al intento se alma en las murallas. Los pueblos por donde pasaban les tributaban magníficos honores y mientras vivían eran mantenidos a expensas del estado. Eran preferidos para cualquier cargo público y en todas las asambleas ocupaban un lugar eminente y distinguido.

Los griegos se propusieron dos objetivos con la celebración de los juegos. Por una parte, procurar que la juventud adquiriese y conservase un humos y carácter marcial y mirara con gusto y afición los ejercicios militares, adquiriendo, al mismo tiempo, la fuerza y vigor necesarios. Herodoto decía que los griegos que más señalaron en las batallas de Maratón, Salamina y Platea fueron casi todos aquellos que habían ganado premios en los juegos de la Antigua Grecia. Por otra parte, la finalidad era unir entre sí los diversos pueblos y estados de que se componía la Hélade por medio de asambleas o reuniones periódicas.

Los juegos más antiguos y célebres entre los griegos eran cuatro en total y cada uno de ellos tenía un lugar especialmente dedicado para su celebración:
  • Los Juegos Olímpicos consagrados a Zeus celebrados en Olimpia, en la provincia Pisatis en la Elida.
  • Los Juegos Píticos dedicados a Apolo celebrados cerca de Delfos.
  • Los Juegos Ístmicos celebrados en honor de Palemon en el istmo de Corinto.
  • Los Juegos Nemeos en memoria de Arquemoro celebrados en un bosque inmediato a Cleona, ciudad de la Argólida en los confines del territorio de Corinto.


DISCÓBOLO
Copia romana del original de Mirón
de Eléuteras (455 a.C.)
Londres, British Museum

No hay comentarios:

Publicar un comentario