lunes, 9 de junio de 2014

EL AVERNO


Averno era el nombre antiguo dado tanto por griegos como por romanos a un cráter cerca de Cumas, Campania. De acuerdo con la mitología romana era una de las entradas al inframundo. Posteriormente, la palabra pasó a ser un nombre alternativo para designar al reino de Hades o Plutón.

Según el antiguo escritor griego Diodoro de Sicilia, el Averno sería un lago. Éste relató como Heracles desde la llanura Flegrea, descendió hacia el mar y realizó unas obras a orillas del lago llamado Aorno, que era considerado consagrado a la reina del Hades, Perséfone (Proserpina en la mitología romana). Áornos significa "sin pájaros", el lago al que no se acercarían estas criaturas; es el Averno (Avernus), que ocupaba el cráter de un volcán apagado entre Miseno y Dicearquia, una antigua colonia samia. La palabra averno procedía de los vocablos griegos a ("sin") y ornis ("ave"). Esta etimología se refería a que las aves no cruzaban ese espacio por ser un lugar que expulsaba gases tóxicos.

Antiguamente estaba separado de otro lago cercano, el Lucrino; pero en el 37 a.C., el cónsul Agripa construyó un pueblo militar en ese mismo sitio, eliminando así la franja costera entre el Lucrino y el mar, y abrió un canal navegable entre los dos lagos y una galería subterránea entre el Averno y Cumas.

Según Estrabón, escritor y geógrafo griego contemporáneo al emperador Augusto (siglo I d.C.), el Averno era un golfo que formaba una península con el espacio de tierra comprendido entre el cabo Miseno, comenzando desde la línea transversal que unía a Cumas y el propio golfo.



ENEAS Y LA SIBILA JUNTO AL LAGO
AVERNO
William Turner
1798
Londres, Tate Gallery

No hay comentarios:

Publicar un comentario