lunes, 24 de febrero de 2014

OCÉANO


Océano era literalmente "océano", se refería al mar que circundaba el mundo, un tipo de Océano Mundial, que los griegos y romanos creían que era un enorme río. Más precisamente, era la corriente de agua marina del ecuador en la que flotaba el ecúmene.

En la antigüedad clásica era personificado como un titán, hijo de Urano y Gea. En los mosaicos helenísticos y romanos era representado frecuentemente con el torso y los brazos de un hombre musculoso con barba larga y cuernos (a menudo con pinzas de cangrejo), y con la parte inferior del cuerpo de una serpiente, siendo comparable a Tifón. En fragmentos de una vasija arcaica del 580 a.C., entre los dioses que acudían a la boda de Peleo y la ninfa marina Tetis aparecía un Océano con cola de pez, llevando un pez en una mano y una serpiente en la otra, dones de recompensa y profecía.

Algunos expertos piensas que originalmente este titán representaba a todos los cuerpos de agua salada, incluyendo el mar Mediterráneo y el océano Atlántico, las dos mayores masas acuáticas conocidas por los antiguos griegos. Pero a medida que la geografía se volvía más precisa, Océano pasó a representar als aguas más extrañas del Atlántico -también conocido como "Océano" o "Mar Océano"- mientras el recién llegado de una nueva generación de dioses, Poseidón (Neptuno en la Antigua Roma), gobernaba el Mediterráneo.

La esposa de Océano fue su hermana Tetis, y de su unión nacieron las Oceánides o ninfas de los mares y todos los Oceánidas, los ríos del mundo, así como las fuentes y los lagos. Por otro lado, Hera, mencionaba dos veces en la Ilíada su pretendido viaje "a los confines de la fértil tierra para ver a Océano, padre de los dioses, y a la madre Tetis, los cuales me recibieron de manos de Rea y me criaron y educaron en su palacio" (Homero, la Ilíada, XVI 200 y 244).

En cuanto a su descendencia, debió de tener tres esposas con las que tendría diferentes seres divinos. De la unión con Gea nacería Creúsa y, según Apolodoro, Triptólemo. Con Tehia, hija de Memnón, tuvo a Cercopes. Pero la imagen de Océano siempre estuvo unida a Tetis, teniendo a ninfas marinas (las Oceánides) y dioses fluviales (los Oceánidas) como hijos.

En la gran mayoría de las versiones que hablaban sobre la Titanomaquia, también conocida como la guerra entre los antiguos dioses o Titanes y la nueva generación de deidades, los Olímpicos, Océano, junto a Prometeo y Temis, no se uniría al bando de sus hermanos titanes contra Zeus y sus aliados, manteniéndose ajeno al conflicto. A parte de esto, parece ser que también rehusó unirse a Cronos en la rebelión de éste contra su padre Urano (el Cielo).



OCÉANO
s. II. d.C.
Estambul, Museo Arqueológico





OCÉANO (DERECHA)
Altar de Pérgamo de Eumenes II
197 - 159 a.C.
Berlín, Museo de Pérgamo

No hay comentarios:

Publicar un comentario