miércoles, 12 de febrero de 2014

ENEAS


Eneas o Aeneas era un héroe de la mitología grecorromana que participó en la Guerra de Troya, que tras la caída de la ciudad logró escapar emprendiendo un viaje que lo llevaría hasta el Lacio italiano, donde, tras una serie de acontecimientos se convirtió en rey y progenitor del pueblo romano, pues en esa misma tierra dos de sus descendientes, Rómulo y Remo, fundarían la ciudad de Roma.

Era hijo del príncipe Anquises y de la diosa del amor Venus, Afrodita en la mitología romana. Su padre era, además, primo del rey Príamo de Troya. Se casó con una de las hijas de éste último llamada Creúsa, con la cual tuvo un hijo llamado Ascanio. En su huida de la ciudad acompañado de toda su familia, su esposa murió al quedarse atrás.

Se trata de una figura relevante en las leyendas grecolatinas, venerado en la historia por su piedad y valor. Sus hazañas como caudillo del ejército troyano fueron relatadas por el propio Homero en la Ilíada, y su viaje desde Troya que supuso la fundación de Roma, fue relatado por Virgilio en la Eneida.


ENEAS Y ANQUISTES
Numismática latina


EL NACIMIENTO DE ENEAS

Anquises, padre del héroe troyano, pertenecía a la familia real de Troya al ser descendiente de la raza de Dárdano. Mientras sus rebaños pastaban en el monte Ida, cerca de Troya, la diosa Venus (Afrodita en Grecia) lo encontró y se enamoró de él a causa de su belleza. Se unió a él dándole un hijo, Eneas. Éste nació en el mismo monte  Ida y su madre lo confió a las ninfas y al célebre centauro Quirón, quienes lo criaron en la escuela del centauro en el monte y después lo devolvieron a su padre cuando tenía cinco años. 

Anquises llevó a su hijo a la ciudad a casa de su cuñado Alcátoo para que lo educase. Por otro lado, por haber revelado el nombre de la madre a su hijo, Anquises fue alcanzado por un rayo por lo que quedó ciego.


ENEAS EN EL CICLO TROYANO

Causada por el rapto de Helena de Esparta, mujer de extraordinaria belleza y esposa del rey Menelao, rey de Esparta, la Guerra de Troya puso en escena a ilustres héroes troyanos, como Héctor, y griegos, como Áyax el Grande, Aquiles y el famoso Odiseo.

Eneas se convirtió en el más valeroso de los héroes de su ciudad después de Héctor. En los combates que tuvieron lugar durante el enfrentamiento bélico se vio auxiliado y favorecido en varias ocasiones por algunos dioses, según cuenta la narración homérica. Fue herido por Diomedes pero su madre, Afrodita o Venus, lo salvó: en la acción posterior, la propia diosa del amor fue herida por Diomedes. Apolo también lo defendió cuando envolvió a Eneas en una nube y lo transportó a Pérgamo, donde fue curado por Leto y Artemisa (Diana en Roma). Más tarde el troyano estuvo a punto de ser nuevamente herido por Aquiles y fue salvado otra vez por una deidad, Poseidón (Neptuno en Roma).

En dos poemas perdidos del Ciclo Troyano, se ofrecían versiones diferentes acerca del destino de Eneas tras la caída de Troya: en la Pequeña Ilíada, Eneas fue parte del botín de Neoptólemo, el hijo de Aquiles y, tras la muerte de éste en Delfos, el príncipe troyano recobraba su libertad. Sin embargo, en la Iliupersis, Eneas conseguía escapar. Este último poema debió de constituir una de las fuentes principales de la tradición latina acerca de la fundación de Roma.


LA FUGA DE TROYA

Después de haber defendido Troya hasta que la ciudad fue entregada al fuego provocado por la invasión aquea, se escapó durante la noche a través de la llamas, llevando consigo sus dioses penates, a su padre Anquises cargado sobre sus espaldas y de la mano a su hijo Ascanio. También fue seguido por su mujer, princesa de Troya al ser hija del rey Príamo, que desapareció en la oscuridad porque Cibeles la retuvo y la incorporó al coro de sus ninfas. Otras versiones, en cambio, defenderían que habría muerto al quedarse atrás. 

Angustiado por esta pérdida, Eneas se dirigió a la orilla del mar y allí embarcó juntamente con un grupo de troyanos fugitivos como él.


ENEAS LLEVANDO A ANQUISES
Enócoe de figuras negras
520 - 510 a.C.
París, Louvre



FUGA DE TROYA
Girolamo Genga
1507 - 1510
Siena, Palazzo del Magnífico


DESCENDENCIA LEGENDARIA

Eneas posee un árbol genealógico muy amplio. Su ama de crianza fue Caieta. De sus uniones con Creúsa y Lavinia nacieron Ascanio y Silvio, respectivamente. Ascanio fue el fundador de Alba Longa, la futura Roma, y el primero de un largo linaje de reyes. Según la mitología relatada por Virgilio en la Eneida, Rómulo y Remo eran descendientes del troyano por parte de madre, Rea Silvia, convirtiendo a Eneas en el progenitor del pueblo romano. Algunas fuentes antiguas romanas lo llaman su padre o abuelo, pero, teniendo en cuenta las fechas generalmente aceptadas acerca de la caída de Troya (1184 a.C.) y de la fundación de Roma (753 a.C.) esto parece imposible.

La familia Julia de Roma, y principalmente Julio César y el emperador Augusto, incluían a Ascanio y Eneas dentro de su linaje y, por tanto, a la diosa Venus. Además, los palemónidas afirmaban también ser descendientes de Venus a través de su descendencia de los Julios. Los reyes legendarios de Bretaña fueron incluidos en esta genealogía por medio de un nieto de Eneas, Brutus.


DINASTÍA JULIO-CLAUDIA EN LA ANTIGUA ROMA 
CONSIDERADOS DESCENDIENTES DE VENUS


No hay comentarios:

Publicar un comentario