martes, 19 de noviembre de 2013

PRÍAMO


Príamo era el hijo y sucesor de Laomedonte, rey de Troya, y de la ninga Estrimón, hija de Escamandro.

Según Apolodoro, primero se llamaba Podacres, que en griego antiguo significaba "pies ligeros". Cuando su padre engañó al libertador de Hesione, Hércules, negándole la recompensa conquistada por su inmenso valor, Príamo intentó, por todos los medios que estaban a su alcance, inspirarle sentimientos de justicia y que se mostrase porpicio a la reclamación del héroe por salvar a su hermana Hesione de ser devorada por un monstruo marino. Pero Hércules, enfurecido con el trato recibido por el rey troyano, lanzó una ofensiva contra la ciudad y mató a la familia real. Sin embargo, las palabras conmovieron profundamente al héroe por la generosidad y el valor del prícipe, le concedió en prueba de su gratitud la ciudad y el trono que acababa de usurpar. 

Según otra tradición, Podacres fue llevado cautivo con los demás troyanos: su rescate fue pagado inmediatamente, tomó el nombre de Príamo (que significaba "rescatado") y entró en posesión de la herencia paterna que le daba la posibilidad de ser el rey de Troya. Según esta versión, fue salvado por su hermana para no ser convertido en un esclavo, quien pagó por él un precio simbólico: su velo. En lo que al nombre de Príamo se refiere, otras versiones defienden diferentes significados: algunos estudiosos han derivado su nombre del Iuvita Priimuua, es decir, "excepcionalmente valiente". Según Apolodoro, en cambio, el nombre derivaba de príamai, que significa "comprar".

Al cabo de pocos años, la cuidad, que tenía el aspecto de un montón de riunas, renació más grande y más hermosa, ensanchándose el imperio y adquiriendo mayor esplendor. Se firmaron alianzas ventajosas con los principales moarcas del Asia Menor, el mismo Príamo, al casarse con Hécuba, viene a ser el yerno de un poderoso rey de Tracia llamado Dimante. Así, Troya llegó a ser conocida como "la dueña de Asia".

Es conocido por haber tenido una numerosa progenie, según la Ilíada, pues tuvo en total cincuenta hijos y doce hijas. Sin embargo, Homero no cita más que a veintitres hijos y dos hijas. En cuanto a Apolodoro, proporciona una lista de 46 hijos (o 47, según se cuente o no a Troilo, al que se considera hijo de Hécuba y de Apolo) y ocho hijas.

De Hécuba, reina de Troya y su segunda esposa, Príamo tuvo una descendencia muy numerosa, entre los que se encontraban Héctor, Paris, Héleno, Deífobo, Troilo, Casandra y Políxena.

Es descrito en la Ilíada como un hombre de una inmensa bondad y de una justicia ejemplar. Al contrario que sus consejeros, no culpó a Helena de la guerra.

Príamo era demasiado viejo para tomar parte en los combates y debió limitarse a presidir los consejos políticos. Uno a uno, vio perecer a sus hijos. Su dolor llegó al paroximo al matar el héroe griego Aquiles a Héctor en combate singular delante de las murallas de Troya, para luego arrastrar su cuerpo con su carro tirado por caballos negros por el polvo. El anciano rey, humillado, acudió al campo del enemigo al encuentro del vencedor del combate con su hijo, para suplicarle la devolución del cadáver de su hijo a cambio de un elevado rescate. El encuentro entre Aquiles y el rey de Troya es uno de los pasajes más conmovedores de la Ilíada (canto XXIV). 

Según Apolodoro e Higinio, Príamo fue asesinado por el hijo de Aquiles, Neoptólemo: cuando Troya cayó presa del fuego, Príamo quiso tomar las armas para intentar una defensa desesperada, pero su esposa Hécuba lo arrastró hasta el altar de Zeus, al fondo del palacio, para ponerlo bajo la protección del dios. Sin embargo, Neoptólemo lo degolló sin piedad al descubrir su escondite.



MUERTE DE PRÍAMO A MANOS DE 
NEOPTÓLEMO, HIJO DE AQUILES
Ánfora ática de figuras negras
520 - 510 a.C.
París, Louvre

No hay comentarios:

Publicar un comentario