jueves, 7 de noviembre de 2013

ANFIARAO


En la mitología griega, Anfiarao era hijo de Ecles, rey de Argos, y de Hipermnestra, y marido de Erífile.

Célebre adivino y general del ejército, invitado por Adrasto a que se uniese a los batallones que se preparaban para sitiar la ciudad de Tebas, se negó a partir y se escondió, persuadido de que había de encontrar su muerte junto a los muros enemigos.

Polinice, interesado más que ningún otro en el éxito de la guerra, se dirigió a Erefilie, esposa de Anfiarao, y le prometió un collar de oro cuajado de diamantes si le revelaba a las gentes de Argos el lugar en el que su marido se encontraba oculto. La avaricia de la mujer no pudo resistirse al cebo del oro y Anfiarao era indiganmente traicionado. 

En un principio se negó a participar en la expedición de los siete contra Tebas, pero su esposa Erífile, sobornada por los Polinices con el collar de la diosa Harmonía, le hizo cambiar de opinión. Acudió al enfrentamiento sabiendo que iba a morir allí, y pidió a sus hijos, Alcmeón y Anfíloco, que vengasen su muerte. En el combate, cuando estaba siendo perseguido por Poriclimeno, Júpiter envió un rayo abriendo una brecha en la tierra. Por ésta desaparecieron tanto Anfiarao como su carro. Después, su hijo Alcmeón vengó la muerte de su padre matando a su madre, siendo perseguido por las Erinas por haber incurrido en parricidio.

En la ciudad de Oropo, en la costa noreste de Ática, era venerado como un héroe sanador y detentaba un oráculo. El carácter mágico se debe a su antecesor Melampo. En el oráculo se practicaba la incubatio: tras pagar una cantidad, el adepto dormía en el interior del santuario y, supuestamente, un sueño le sugería el modo de alcanzar la curación o le revelaba el futuro.


POLINICES OFRECE UN COLLAR A ERIFILE
Enócoe de figuras rojas ático
450 - 440 a.C.
París, Louvre

1 comentario: